Micromanadas

hombresmujeresyfeminismo

Hoy España está de luto. La sentencia a La Manada, ese grupo de energúmenos que violaron a una joven entre todos en los Sanfermines de 2016, ha acabado en 9 años de condena. Así de barato sale violar en España. Aunque para los jueces no es violación, sino “abuso sexual continuado”. Bonito eufemismo para aludir a una tortura a una chica borracha, paralizada, en shock.

Lo peor de todo esto no es que estos jóvenes salgan de la cárcel en 9 años (o en menos, si se reduce la condena). Lo peor no es ni siquiera que vuelvan a cometer una barbaridad así con otras chicas. Lo peor es que esta sentencia ha sentado un precedente en nuestro país: si no te resistes, no es violación. Pero si te resistes… puedes acabar en la tumba, como Diana Quer.

Pero hay algo aún peor que todo esto…

Ver la entrada original 321 palabras más

Anuncios
Publicado en Servicios | Deja un comentario

Por qué el feminismo necesita a Amaia de OT

hombresmujeresyfeminismo

El feminismo se aprende (y se aprehende) de muchas formas. Y, aunque parezca extraño, una de esas maneras es a través de la televisión. Son muchas las veces que hemos criticado a este medio por perpetuar el sexismo a través de programas, spots publicitarios y otros espacios. Pero en esta ocasión, tenemos que dar las gracias a la tele y a un talent show en concreto por darnos a conocer a ella: Amaia.

amaia-ot-feminismo

Amaia es importante para el mundo y para el feminismo. Y os lo digo yo que ni siquiera he sido fan de esta edición de Operación Triunfo, el programa musical que ha ganado esta joven de Pamplona. Pero no sabéis hasta qué punto es positivo que se hable de feminismo, que se denuncie el machismo y que se critiquen los roles de géneros en un programa de masas dirigido principalmente al…

Ver la entrada original 343 palabras más

Publicado en Servicios | Deja un comentario

Operación Triunfo, el talento triunfa y agota entradas en Madrid

www.MyiPop.net

Tras unos meses de espera, finalmente el Palacio de Vistalegre de Madrid se llenaba de ilusiones de pequeños, jóvenes y mayores por ver a los 16 concursantes de Operación Triunfo 2017.

Ver la entrada original 1.930 palabras más

Publicado en Servicios | Deja un comentario

Líneas memorables

Curso de Guión Online

¿Tienes grandes ideas y quieres transmitirlas a toda la humanidad? Apúntate a un curso de guion. Después solo hay que sentarse ante la hoja en blanco y soltar una gran parrafada donde todo eso que tenemos en la cabeza tomará su forma más brillante, genial y lúcida.

Planazo, ¿verdad? Quédate solo con la primera línea. Olvida la gran parrafada.

Hace un par de semanas, Nieves me preguntó que por qué algunas parrafadas largas son—segun yo— auténticas  “chapas” y en cambio todos recordamos grandes párrafos del cine y la TV como momentos memorables. 

¿Por qué?

Vamos a excluir algunos enojosos momentos tipo el forense soltando su informe ante el equipo de policías. Líneas informativas sin muchas opciones mejores, pasemos por ellas con una mezcla de sobria elegancia y espíritu práctico.

Hablamos de los otros momentos,  los intensos,  los que nos encantan. Para que ocurra el gran milagro de esas líneas memorables…

Ver la entrada original 1.058 palabras más

Publicado en Servicios | Deja un comentario

ANÁLISIS DE PELÍCULAS: HANDIA

Bloguionistas

Por Àlvar López

Hace dos años, el estreno de Loreak dejó claro que sus autores tenían una visión muy clara y particular del tipo de historias que querían contar, y de la manera en que lo querían hacer. Su nueva película, Handia, ganadora de diez premios Goya, entre ellos Mejor Guión Original, no hace sino corroborarlo. Tras entrevistar a sus cuatro guionistas, publicamos ahora un análisis del guion.

[ATENCIÓN SPOILERS]

m-0_E4A9749.jpgSobre el tema y la trama  

Lo primero interesante a destacar es la gran conexión entre el tema y la trama del film. Handia nos cuenta una historia donde la vida y la leyenda del gigante de Altzo se funden en un único relato. Su trama, por tanto, girará en torno al auge y posterior caída de la fama de Joaquín, el gigante, quien, junto a su hermano Martín, recorrió gran parte de Europa durante el…

Ver la entrada original 1.842 palabras más

Publicado en Servicios | Deja un comentario

Se abre la convocatoria de la edición XVIII Cortos en Femenino

CORTOS EN FEMENINO

¡Convocatoria Abierta!

TRAMA Coordinadora de muestras y festivales de cine, video y multimedia realizado por mujeresconvoca un año más su certamen para la selección de cortometrajespara su exhibición en las distintas Muestras de cine que integran TRAMA:

Mostra Internacional de Films de Dones, de Barcelona

Muestra de Cine Realizado por Mujeres de Bilbao

Muestra de Cine realizado por Mujeres, de Huesca

Muestra Internacional de Cine y Mujeres, de Pamplona

Muestra Internacional de Cine Realizado por Mujeres, de Zaragoza

CONDICIONES DE PARTICIPACIÓN

1. Podrán participar aquellos cortometrajes que cumplan las siguientes condiciones:

– Dirigidos o codirigidos por una o varias mujeres. Se admite co-dirección hombre-mujer

– Producidos en el Estado español

– Realizados en los años 2016 y 2017. Quedan excluidos los presentados a esta convocatoria en ediciones anteriores.

– Cuya duración no exceda de 25 minutos

–Filmados en cualquier idioma. Siempre que la versión original…

Ver la entrada original 399 palabras más

Publicado en Servicios | Deja un comentario

Millennials: Bendita juventud

Me encargaron escribir un artículo sobre los Millennials, esa generación de los nacidos entre los años 1980 y 2000 aproximadamente. Buscando información sobre ellos me encontré con apelativos algo negativos que me llevaban a imaginar un futuro bastante desolador en manos de unos jóvenes que me eran descritos como malcriados, tiranos, desobedientes, egoístas, vagos, superficiales, inconformistas, que solo sabían relacionarse a través de las redes sociales y que practicaban el obsesivo culto a sí mismos. Un mundo llevado por este tipo de personas no puede ser un buen mundo. Así que sálvese quien pueda, pensé.

Esto venía a confirmar mi creencia de que mi generación, la llamada Generación X y que fue la anterior a los Millennials, fue la mejor de todas. Pero entonces caí en la cuenta de que lo que yo estaba pensando ya lo pensaron mis padres sobre su generación, y antes que ellos lo pensaron mis abuelos sobre la suya. Entonces sospeché que a lo mejor solo se trataba de un amor hacia lo de uno mismo que no te deja ver con perspectiva. Y empecé a analizar por qué yo pensaba que mi generación era tan maravillosa.

La generación X fue una generación criada en un equilibrio de amor y disciplina. Eso significa que estaba mimada porque no le faltaba de nada, no pasó necesidades ni conoció grandes problemas. Pero sí que se le enseñaba que todo requería un esfuerzo: si estudiabas, ibas a clase y obedecías al profesor sacabas buenas notas; si te portabas bien los Reyes Magos te traían lo que pedías en tu carta (y luego tenías que compartirlo con tus hermanos, por supuesto). Cuando tenías suficiente edad te daban paga semanal que te llegaba para pagarte la merienda en el burguer del barrio y el cine con tus amigos, y si eras lista y sabías ahorrar de vez en cuando te podías comprar ese disco de tu cantante favorito por el que tanto suspirabas. No teníamos todo lo que queríamos, pero teníamos bastantes cosas. Fue una generación educada en un ambiente familiar, donde se te animaba a estudiar, conseguir un trabajo fijo, tener un piso en propiedad y formar una familia. Y aunque se nos procuró una vida acomodada también es verdad que se nos imponían normas y se nos enseñaba disciplina. No te das cuenta de lo importante que es eso hasta que llegas a la vida adulta y te enfrentas al mundo sin la ayuda de tus padres. Hasta ahí nuestra educación de AMOR+DISCIPLINA parecía la más acertada.

Me resulta incomprensible entonces que mi generación haya educado a la siguiente, la de los Millennials, sin ese mismo equilibrio perfecto. Hemos suprimido la DISCIPLINA de la educación, porque parece ser que es una palabra que genera rechazo. Y los niños nos han salido malos, o eso nos parece. Porque nos contestan, hablan mal, no obedecen, se quejan por todo, se rebelan, no respetan a nada ni a nadie. ¡Hemos criado a unos monstruos! Pero entonces indago en los archivos de la historia y leo que Sócrates o Platón ya se quejaban de lo mismo hace 2500 años:

“Los jóvenes de hoy aman el lujo, tienen manías y desprecian la autoridad. Responden a sus padres, cruzan las piernas y tiranizan a sus maestros. Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan al respeto a sus maestros.” – Sócrates.

“¿Qué les pasa a nuestros jóvenes? No respetan a sus mayores, desobedecen a sus padres. Ignoran las leyes. Hacen disturbios en las calles inflamadas con pensamientos salvajes. Su moralidad decae. ¿Qué será de ellos?” – Platón

Y me río al recordar a mis padres quejándose exactamente de lo mismo cuando yo era muy joven. Y no digamos ya mis abuelos para los que éramos unos auténticos extraterrestres con aquellas crestas de colores, pendientes, tatuajes y música estridente sonando en aquellos aparatos que colgábamos de nuestras orejas.

Y es ahí cuando me doy cuenta de que los Millennials no son muy diferentes del resto de las generaciones pasadas.

Entonces lo que está mal no son ellos, es el mundo. No son ellos los malcriados, tiranos, desobedientes, egoístas, vagos, superficiales, inconformistas, que solo se relacionan a través de las redes sociales y que practican un obsesivo culto a sí mismos. Somos todos.

Y es entonces cuando me doy cuenta de que quien ha creado este mundo somos precisamente la generación X, esa generación tan bien educada que parecía tenerlo todo en su justa medida y conocía el valor del esfuerzo y la disciplina. Y comprendo cómo hemos llegado a esto.

Tenemos un mundo que no nos gusta pero aceptamos vivir en él, sin cambiar nada. Igual que hacemos con nuestros hijos. Los dejamos crecer sin atrevernos a contrariarlos, a disciplinarlos, a imponernos. Porque en nuestra educación nos enseñaron que si eras bueno tenías paga, que si no te salías de las normas obtenías recompensas. Otras generaciones anteriores a la nuestra se rebelaron contra sus mayores porque no tenían nada que perder y mucho que ganar: mejores salarios, más libertad, más justicia e igualdad. Pero nosotros ya teníamos todo eso. Crecimos en una constante apatía como meros espectadores. Por eso se nos llama la generación MTV, porque fuimos una generación de observadores, todo lo vivíamos por televisión. Las catástrofes (viendo la agonía de una niña que se ahogaba en lodo tras la erupción de un volcán en Colombia); las guerras (englobada en una guerra fría que para nosotros prácticamente no pasó de ser una estupenda película, “Juegos de guerra”); el hambre (que sirvió para darnos una de las mejores canciones de la historia de la música, “We are the world”, y reunió a todos nuestros artistas favoritos en un gran concierto, “Live Aid”). No teníamos que luchar por nada porque o ya luchaban otros mientras les mirábamos por televisión o simplemente no había nada por lo que luchar. Nos convertimos en simples espectadores acomodados en el sofá de la pasividad.

La generación de los Millennials no ha tenido una vida tan fácil, al contrario de lo que pueda parecer. Creemos haberles dado de todo, pero no les sirve de nada. Solo les hemos hecho adictos al consumismo, como lo somos nosotros. Y les hemos entregado un mundo inmerso en una crisis espiritual, con desigualdades que nos alejan tanto a unos de otros que solo crean rencor y el temor de que vengan a arrebatárnoslo. Un mundo con la alarmante amenaza de un cambio climático, con sobrepoblación y la terrorífica posibilidad cada vez más real de que se quede sin alimento, sin agua para todos. Y nuestra generación, la generación pasiva que todo lo ha vivido por televisión, nunca hace nada, solo mira y espera que las generaciones venideras tengan la solución a sus problemas.

Así que mi visión sobre mi generación ha cambiado rotundamente. Nosotros no hemos aportado nada al mundo, ni a la historia (bueno sí, un montón de grandes músicos y maravillosas canciones). Pero no hemos cambiado nada, solo cogimos el mundo que nos dieron nuestros padres y lo hemos usado hasta gastarlo.

Miro a los Millennials y pienso que ellos sí que van a ser una gran generación que va a hacer grandes cosas. El mundo está tan mal que no les va a quedar más remedio que arreglarlo. Ellos son curiosos e inteligentes, rebeldes y ambiciosos. Son personas concienciadas socialmente, con ideologías liberales, mentes abiertas, tolerantes, empáticos con el mundo que les rodea, interesados por mejorar. La Generación Millennials abrirá los ojos y verán que el mundo será lo que ellos hagan de él. Y querrán mejorar las cosas. Benditos jóvenes que siempre quieren desmarcarse de sus padres, que siempre quieren ser diferentes, que siempre se saben mejores.

Y para ilustrar este post nada mejor que un cortometraje en el que la osada rebeldía de la juventud vence a la obstinación de la veteranía.

“Estribillo” de César Tormo:

Publicado en Artículo de opinión | Etiquetado , , | Deja un comentario

Cortos seleccionados 2017

CORTOS EN FEMENINO

zarpazo

Desde TRAMA (Coordinadora de Festivales y Muestras de cine, vídeo y multimedia realizado por mujeres), es un placer anunciar otro año más la selección de los cortometrajes ganadores de esta edición. Como ya sabéis, se proyectarán en todas las muestras y festivales que forman parte de esta coordinadora.

Queremos agradecer a todas las cineastas, productoras y distribuidoras que nos han enviado sus cortometrajes y que cada año nos lo ponen más difícil a la hora de elegir. Hemos disfrutado viendo los 156 cortometrajes que se han presentado y queremos hacer partícipe al público de nuestras muestras de la experiencia de deleitarse con una pequeña selección de los mismos. En esta edición, hemos seleccionado diez.

Este es la relación, ordenada alfabéticamente,  de los CORTOS EN FEMENINO 2017. 

  • 500 palabras, de Oihane Amenaba
  • Camino de agua para un pez, de Mercedes Marro
  • Einstein-Rosen, de Olga Osorio
  • Elegía, de  Alba Tejero
  • La invitación…

Ver la entrada original 33 palabras más

Publicado en Servicios | Deja un comentario

Esos diminutos seres que me aterrorizan

A algunos puede parecerles cómico pero creo que ninguna película de terror puede superar el pánico que puedo llegar a sentir ante la idea de que un torpe bicho volador se haya enredado en mi pelo. Ni la droga más dura podría hacerme perder el control de la forma en que lo hace cualquiera de esos seres diminutos cruzándose en mi camino. Se me puede ver caminando por la acera haciendo extraños quiebros solo porque he visto un palo de forma alargada que según me iba acercando me parecía un enorme saltamontes. O pegando un salto que podría poner en peligro mi propia vida al bajar un escalón si algo oscuro se ha movido con el viento y yo he imaginado que se trataba de una cucaracha.

¿Pero por qué esa fobia desmesurada ante estos otros habitantes del planeta? Nunca lo entenderé porque yo recuerdo que cuando era una cría, aunque nunca me gustaron especialmente, podía estar cerca de ellos, observarlos y a algunos incluso cogerlos con mis manos.

Soy una amante y acérrima defensora de los animales pero admito que esos seres y yo no podemos compartir el mismo espacio.

Si de mí hubiese dependido, Indiana Jones hubiese muerto en esta escena. Yo misma hubiese muerto.

Publicado en Servicios | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La naturaleza no los puso ahí

Animales en circos y zoológicos.

Hoy en día existe un gran debate en torno al tema de los animales en circos y zoológicos.

Yo no puedo manifestarme más en contra de algo tan antinatural y mezquino, y no llego a entender como una sociedad tan avanzada como la nuestra aún se plantea si esto es correcto o no. Ver un animal tan majestuoso e imponente como un elefante haciendo juegos malabares, o un ser tan fiero y poderoso como un león someterse ante un cruel domador armado con un látigo resulta un espectáculo vergonzoso.

Los circos son vestigios de una época pasada donde la humillación de los otros resultaba divertida a ojos de una sociedad frustrada e ignorante. Hoy en día los circos con animales no tienen ningún sentido. Prueba de ello es su decadencia, pues cada vez son menos lucrativos. Sin embargo no entiendo porque no se prohíben definitivamente y empezamos a dar muestras de haber evolucionado.  Lo mismo ocurre con los toros (otro tipo de circo con animales) y cualquier otra diversión donde se utilicen seres sensibles.

Los zoológicos son otro tipo de tortura animal, pero mucho más sutil. Mucha gente los puede defender diciendo que son una forma de proteger a algunas especies en peligro de extinción, o un recurso educativo para los más jóvenes. Nada más lejos de la realidad. Ningún niño va a aprender nada viendo a un animal enjaulado. Lo más que puede aprender es que los animales son seres apáticos que esperan perezosamente a ser alimentados. Para enseñarles a los jóvenes cómo viven de verdad esos animales existen recursos mucho más útiles y respetuosos con la vida natural. Como por ejemplo esos fabulosos documentales grabados durante días, semanas, años incluso, donde se puede seguir la vida completa de cualquier animal y conocer su verdadero modo de vivir. Con la tecnología actual, con pantallas gigantescas e imágenes en 3D, la experiencia podría ser casi como de estar dentro de la sabana conviviendo con ellos.

En cuanto al argumento de tenerlos en zoológicos para protegerlos de la extinción, nada sería más efectivo que crear zonas del mundo donde se les permitiera vivir sin explotar sus recursos naturales.

Si somos una especie superior… ¿por qué no lo demostramos?

Publicado en Servicios | Etiquetado , , | Deja un comentario